En los distintos establecimientos de la educación municipal de Los Andes comenzó la distribución de tablets, netbooks y chips de conexión a internet para los estudiantes que no contaban con estas tecnologías, con el fin de asegurar el acceso igualitario al aprendizaje online y así dar continuidad a las actividades académicas en el marco de la pandemia de coronavirus.

 

El alcalde Manuel Rivera, explicó que “en cuanto a educación a distancia, en una primera etapa, a través de antenas, se iluminaron los diversos sectores de los establecimientos municipales con el fin de abarcar un mayor radio de conexión. Luego de un catastro en cada unidad y la coordinación  a través de DAEM, se entregaron estos dispositivos tecnológicos en calidad de préstamo, medida que incorpora a alumnos desde quinto básico a cuarto medio, incluyendo a la educación especial y la educación de adultos”.

 

María Soledad Reinoso directora del Departamento de Educación, detalló que tras un catastro realizado en cada unidad educativa, se adquirieron más de 250 equipos, entregando en total 672 tablets y netbooks, además de 1.110 chips de conectividad a internet. “Fue un gran desafío y nos da una satisfacción enorme que los estudiantes tengan ahora otra modalidad de trabajo y poder llevar sus aprendizajes de forma más amena”, declaró.

 

Por su parte Jorge Amancay, director de Liceo Amancay celebró esta iniciativa para la educación de Los Andes: “la mayoría de nuestros alumnos pertenecen a zonas rurales y su acceso a internet es limitado, además de no contar con computador, por lo tanto para nosotros es un avance y un gran apoyo para que nuestros profesores puedan desarrollar las clases virtuales para todos”.

 

Apoderados señalan que la iniciativa es un gran alivio para las familias

 

Las comunidades de los establecimientos educacionales celebraron esta medida, que permite el acceso igualitario al aprendizaje en su formato online de los alumnos del sistema municipal.

 

Carola Araya, apoderada del Liceo Amancay, señaló: “estoy muy contenta por esto porque no teníamos tablet ni computador, no teniamos nada, lo agradezco mucho para que los niños sigan estudiando, lo único que le podemos dejar nosotros como papás son los estudios”. Héctor Millones, apoderado, agregó: “es fantástico, porque uno no tiene los recursos como para comprarle un tablet al niño, entonces esto es un gran alivio para uno”.