En el mes de marzo Gendarmería inició el despacho de implementos de seguridad personal e higiene a cada una de las unidades que mantiene en la región de Valparaíso. A partir de ese momento el envío de estos artículos ha sido constante, permitiendo así que hasta la semana pasada se hayan entregado cerca de 70.000 mascarillas, 60.000 pares de guantes y 1.700 litros de alcohol gel.

 

Los envíos semanales han logrado que cada establecimiento haya podido entregar a la población penal y al personal civil y uniformado una serie de útiles de aseo y utensilios que buscan prevenir un posible contagio de Covid-19-

 

El director regional (s) de Gendarmería, coronel Manuel Palacios, detalló que “desde el inicio de la pandemia la institución ha tomado una serie de medidas y entre ellas se encuentra el constante despacho de los materiales de protección e higiene para nuestros funcionarios y población penal. El buen trabajo realizado nos ha permitido que en ningún momento las unidades de la región hayan tenido un déficit de los artículos que son tan necesarios en estos momentos”.

 

En la actualidad las unidades del sistema cerrado de la zona del Aconcagua mantienen una significativa reserva de estos implementos de seguridad personal y aseo.  En el caso específico del Centro de Cumplimiento Penitenciario (CCP) de San Felipe, esta semana se posee un stock de: 2116 mascarillas, 85 pecheras, 20 litros de alcohol gel, 395 de jabón líquido, 376 de cloro, etc.

 

Por su parte el establecimiento penitenciario de Los Andes cuenta con: 3145 mascarillas, 95 pecheras, 53 litros de alcohol gel, 245 de jabón líquido y 155 de cloro.

 

El jefe del CCP andino, comandante Danilo Millón, destacó que: “Esto nos ha permitido hacer frente a la pandemia de una buena forma, logrando que a la población penal se le entregue de forma periódica estos elementos de seguridad. De igual forma, al personal se le ha entregado los elementos para poder brindar la seguridad de ellos y la atención de los usuarios y público en general, el que no ha dejado de concurrir a entregar las encomiendas que se encuentran autorizadas”.

 

El comandante Millón agregó que esta medida de entrega constante de implementos “ha permitido, en general, dar cierta tranquilidad a la población penal y que nuestro personal se desempeñe con la tranquilidad necesaria para cumplir la misión institucional a la cual nos debemos”.

 

De igual forma el mayor Brallan Silva, jefe del CCP de San Felipe, detalló que “tenemos 2116 mascarillas, 85 pecheras, 20 litros de alcohol gel, 395 de jabón líquido y 376 de cloro. Esto viene a ayudar a prevenir el contagio tanto entre funcionarios como internos. Diariamente abastecemos al personal de este equipamiento, como así mismo a la población penal”.

 

Esta reserva de artículos, que viene a ayudar en la prevención del Covid-19, se repite en las restantes unidades de Gendarmería en las provincias de San Felipe y Los Andes, como lo son el Centro de Educación y Trabajo de Putaendo, Centro de Reinserción Social de Los Andes, Centro de Apoyo para la Inserción Social de Los Andes y Unidad de Evaluación de Personas Imputadas del hospital psiquiátrico Philippe Pinel.

 

Se debe agregar que en los CCP de San Felipe y Los Andes existen talleres de corte y confección, donde los propios internos e internas han estado confeccionando barbijos para la población penal y funcionarios.

 

A este permanente despacho de artículos de aseo y protección personal para prevenir contagios de Covid-19 se suman una serie de medidas que la Institución ha tomado desde el inicio de la pandemia y entre las que destacan:

·         Suspensión de las visitas a los establecimientos penitenciarios para disminuir el flujo de personas que ingresan.

·         Protocolo de aislamiento en cada recinto penitenciario para caso sospechoso de contagio o ante una eventual confirmación, traslado a hospital si es que fuera necesario.

·         Plan de atención a los adultos mayores.

·         Sanitización de los espacios de los recintos penitenciarios y carros de traslados.

·         Inicio anticipado de vacunación para la influenza, tanto para privados de libertad como funcionarios.

·         Los traslados interpenales están suspendidos, a menos que sean de estricta necesidad de seguridad o implementación de audiencias.

·         Las encomiendas se continúan recibiendo con normalidad, pero con un estricto proceso de desinfección.