Las atenciones de maternidad, en el anexo del Cesfam Curimón, continúan realizándose de manera normal, extremando las medidas de resguardo para evitar posibles contagios de coronavirus.

 

Junto con los controles, exámenes y el seguimiento a recién nacidos, también se realizan atenciones a algunas urgencias, se entregan y aplican los métodos anticonceptivos, y, además, se desarrolla un interesante trabajo de acompañamiento a través de WhatsApp.

 

“Se trata de darle un apoyo adicional a las embarazadas, respecto a las atenciones, si hay renovación de sus recetas de métodos anticonceptivos y también orientarle cuando corresponda repetir su PAP o examen de mama. Estamos pendientes para resolver todas las consultas”, sostuvo Tamara Romero, matrona del cesfam Curimón.

 

En esa línea, la profesional sostuvo que la principalmente preocupación de las embarazadas es cómo enfrentar esta emergencia sanitaria, pero “nosotros les entregamos tranquilidad y así no les afecto durante el desarrollo del embarazo. El embarazo en sí altera hormonalmente a una mujer, y con esto de la emergencia sanitaria, se alteran aún más”, informó.

 

En esa línea, hay un equipo multidisciplinario de psicóloga, asistente social, nutricionista, que realizan un acompañamiento de los pacientes.