La Ley de Indulto Conmutativo, promulgada por el Presidente Sebastián Piñera junto al ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, obedece a una medida sanitaria que permitirá descongestionar las cárceles del país, ante la amenaza del Covid-19, y beneficiará, principalmente, a adultos mayores y mujeres embarazadas o con hijos menores de dos años de edad, siempre que no hayan cometido delitos graves, para que puedan cumplir el resto de sus condenas bajo arresto domiciliario total.

Respecto al beneficio, al que se acogerán 215 internos en la región de Valparaíso, el seremi de Justicia y Derechos Humanos, José Tomás Bartolucci, señaló que “tras la publicación de la ley, hoy en el Diario Oficial, se ha comenzado a realizar acciones para que los internos cuenten con la documentación que necesitan para su salida, como el carnet de identidad, por lo que estamos facilitando su obtención a quienes, por diversas razones no la tengan. Además, los beneficiarios de esta ley deberán firmar una solicitud y se les entregará un manual que contiene todas las reglas que deben respetar durante el periodo de arresto domiciliario. El control del cumplimiento y la observancia de estas reglas será entregado a los Centros de Reinserción Social que Gendarmería tiene en la región, para lo cual se han diseñado mecanismos tecnológicos remotos y presenciales”.

Por su parte, el director regional de Gendarmería, Manuel Palacios, sostuvo que «el trabajo conjunto con el Registro Civil y otros servicios e instituciones ha permitido fortalecer la labor al interior de nuestras unidades penales con motivo del Covid-19. Es este caso en particular agradecemos la celeridad con que los funcionarios del registro civil llegaron hasta nuestro principal establecimiento penitenciario y sacaron la cédula de identidad a los privados de libertad que no la tenían vigente y que fueron beneficiados con el indulto conmutativo».