El hecho ocurrió hace unas horas cuando el oficial de la PDI, en plena vía pública, se percató de la presencia de dos sujetos que golpeaban a un hombre y lo arrastraban en contra de su voluntad.

 

Tras la situación el detective se identificó como policía, instándolos a deponer su actuar, momento en que apareció un vehículo al que subieron a la víctima para intentar darse a la fuga, hecho que no fue posible debido al tránsito vehicular que obstaculizó el avance.

 

Tras la detención, además fue incautado un revólver que contaba con encargo policial vigente y cinco cartuchos no percutados.

 

Los imputados serán puestos a disposición del Juzgado de Garantía de San Antonio para su respectiva formalización.