En la provincia, este centro  tiene dos líneas de trabajo:  la atención  psicosocioeducativa, donde las usuarias reciben apoyo de un equipo multidisciplinario, compuesto por un abogado, una psicóloga y una asistente social, para atender casos de violencia en el contexto de pareja.

La otra línea es de prevención, que está  enfocado principalmente a jóvenes y adolescentes, respecto de la sensibilización y capacitación a monitores en prevención de violencia contra la mujer.

La Coordinadora provincial del Centro de la Mujer  Vanina Masman, señaló que “el horario de atención a las usuarias es de lunes a jueves  de 9:00 a 17:00  horas y los viernes de 9:00 a 16:00 horas.