UNA MIRADA AL VALLE

El toque de queda existente en el  Aconcagua es una vulneración fragante a nuestras garantías fundamentales.

 

En sí mismo, todos los estados de excepción constitucional son una limitación, bajo ciertas circunstancias, a los derechos fundamentales. Dependiendo del tipo de emergencia que lo justifique serán los derechos que coartará. En nuestra Constitución existen cuatro tipos, y el que nos rige ahora es el de Emergencia, consagrado en el artículo 41, el que a su vez establece la posibilidad, al igual que en el Estado de Sitio, del toque de queda.

Al tratarse de derechos fundamentales, solo se decretan cuando se dan ciertas circunstancias previamente establecidas, bajo ciertas condiciones y con una interpretación que debe ser, por la importancia que tienen, interpretadas restrictivamente. En simple y tal como su propio nombre lo indica, deben ser muy excepcionales.

Nace del principio de legítima defensa que también tiene el Estado para protegerse a sí mismo. Su origen se remonta al decreto de dictadura en Roma, y siempre debe obedecer a un criterio de proporcionalidad entre la medida y el bien que se quiere resguardar o proteger. Es más aun, no solo debe darse en los estrictos márgenes que contempla la propia Constitución, sino que además debe sujetarse a las convenciones internaciones, tanto los que rigen los derechos humanos. Así como el tratado de Ginebra.

Son esencialmente temporales, y solo para salvar aquellas situaciones que le dieron origen.

Muchos países latinoamericanos lo han usado, especialmente Venezuela, y por ese motivo, han sido tratados por nuestro actual gobierno como dictaduras encubiertas. Es raro, lo que se dice para otros no corre para nosotros.

Ahora bien, consideremos que, como lo dicen las encuestas, que al parecer son las que mandan en Chile, la situación actual amerita el estado de emergencia y su correspondiente toque de queda; es acaso justificado que acá, en nuestras comunas de la región del Aconcagua, se decrete toque de queda a las 18: 00 horas?. Es proporcional la medida de acuerdo al fin que se pretende resguardar? Cómo es posible que en Calle Larga, por ejemplo, rija el toque de queda a esa hora, y en Santiago comience a las 21 horas? Hay más peligro acá que en Santiago?.

La verdad es que no existe ni una justificación para que comience a esa hora. Es una falta de criterio, es decir, un descriterio.

La razón, todos la saben, se nos impone el criterio de Valparaíso. En el gravamen somos lo mismo,  pero nunca en sus ventajas.

Es un nuevo y humillante atentado y ninguneo para lo que ellos denominan, el interior, y nosotros Región del Aconcagua.

Conocerá el Almirante a cargo, nuestra zona? le estarán informando bien lo que ocurre acá? De verdad, podrá hacer lo que quiera y según le parezca?

Nadie dice nada, porque recordémoslo, nosotros no existimos. Así ha sucedido con el agua, la contaminación, los ingresos, y ese famoso engaño al que nos tienen convencidos hace muchos años, que se llama, estudio de factibilidad de la región de Aconcagua.

Mientras tanto, los niños y niñas no pueden jugar, la locomoción colectiva suma millonarias pérdidas, y el comercio local, ese que a falta de supermercados y cadenas del retail, podría estar en su mejor momento, ven con angustia como no pueden vender y se desabastecen sus negocios por la falta de proveedores.

Dicen defender a las pymes, pero más allá de las palabras, en los hechos, no les importa. Culpan estos últimos a la protesta social, y claro, así logran su objetivo de hacerla a esta última impopular, pero en realidad lo que los está destrozando, es esta medida tan desproporcionada para nuestra zona. Les interesa más que el movimiento social decaiga, aunque para esto tengan que utilizar como herramienta la angustia de nuestros comerciantes locales. Todo vale.

Dividen a la gente para que esta al final clame por el fin del conflicto y todo vuelva a la normalidad, claro, la normalidad que ellos quieren, con las mismas AFPs, Isapres, y con todo el abuso que hemos soportado por más de 30 años.

Nos han ninguneado siempre, y como si eso fuera poco, ahora violan nuestros derechos fundamentales. Ojalá algún día despertemos.

 

Nelson Venegas Salazar

Abogado Constitucionalista.

Alcalde de Calle Larga.

Presidente de la Asociación de Municipalidades de Quinta Región Aconcagua

Tags

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

error: Content is protected !!
Close