Un aumento progresivo de consultas por salud mental han experimentado los distintos dispositivos de la comuna. A modo de ejemplo, este tipo de prestaciones incrementaron un 15% en el SAPU, siendo las crisis de angustia o presentación de pánico las de mayor demanda.

 

Sólo por detrás de las atenciones respiratorias, la salud mental se ha transformado en un foco de preocupación para los profesionales del área. Dicha situación se debe principalmente al contexto de pandemia que estamos viviendo, principalmente, con la alteración repentina de la normalidad, que significó la interrupción de nuestras rutinas diarias.

 

“En general, hemos entendido y comprendido esto como parte del fenómeno de la pandemia porque ha habido una disrupción de las rutinas de las personas. Los usuarios han caído en distintos estados y transitan por distintos procesos para adaptarnos a rutinas en casa. Principalmente, porque se creía que se trataba de una emergencia de corto plazo, sin embargo, quedó demostrado que no fue de rápida solución y que el confinamiento se fue extendiendo”, afirmó Catherine Bertucci, coordinadora de la unidad de salud mental del Cesfam Segismundo Iturra.

 

El temor y el bombardeo constante de información respecto al coronavirus, es una de las variables que ha despertado la preocupación de los usuarios, significando un aumento de las consultas respecto a patologías de salud mental.

 

“El cesfam ha mantenido su proceso de atención con apoyo y acompañamiento psicológico a través del teléfono y video llamada. Se ha suspendido la atención presencial de psicólogo, pero hay una frecuencia de controles cada 7 o 15 días dependiendo el caso. En los requerimientos específicos, mantenemos un policlínico con médico de salud mental, cada 10 días, donde trabajamos los casos más urgentes, como la evaluación de seguimiento de medicamentos”, profundizó la profesional.

 

Bertucci explicó que planificar rutinas al interior del hogar es fundamental para sobrellevar de mejor manera el confinamiento. Despertarse temprano y vestirse todos los días, no dejar los hábitos de higiene, comer ordenado, sentarse a lo menos una vez al día a la mesa para comer en familia.

 

En cuanto a la exposición a la televisión, la profesional señaló que “hay un mayor número de consultas con problemas de conciliación de sueño. Por ello, ven televisión hasta más tarde. Para eso, hay que generar horarios de exposición, con contenidos livianos y no que tengan tanto trabajo mental. Si ven una serie, que sean algunos capítulos de forma parcializada”, afirmó.

 

Para consultas respecto a salud mental, el cesfam cuenta con un número de atención, +569 66330990m en tanto, para el centro de salud familiar de Curimón, el teléfono es el +569 94372725