Una vez confirmado por personal de la seremi de salud, Gendarmería informó que un imputado, el cual ingresó el lunes de la semana pasada al Centro de Detención Preventiva (CDP) de Casablanca, dio positivo al examen de PCR, confirmándose así que se encuentra contagiado con Covid-19. El privado de libertad se ha mantenido aislado del resto de la población penal desde su ingreso al recinto.

 

El interno se convierte en el primer caso confirmado de contagio al interior de las unidades penitenciarias de la región de Valparaíso, así lo confirmó el director regional (s) de Gendarmería, coronel Manuel Palacios.

 

“Esta mañana nos informaron desde la seremi de salud que un interno había dado positivo en el examen de PCR, por lo que se trata del primer privado de libertad contagiado con coronavirus en toda la región. En cuanto a los funcionarios de la institución, afortunadamente no hemos tenido infectados”.

 

“El interno ingresó al CDP de Casablanca el lunes 18 de mayo y, dando cumplimiento a los protocolos de seguridad implementados por Gendarmería, fue aislado del resto de la población penal de forma inmediata para cumplir con la cuarentena que debe realizar todo privado de libertad que ingresa a alguna unidad del país. Obviamente, y dado el resultado de su examen, se mantiene aislado y bajo un constante monitoreo”.

 

A la fecha la institución penitenciaria registra 432 casos confirmados de internos y 331 de funcionarios, quienes permanecen bajo monitoreo permanente.

 

Gendarmería de Chile ante la emergencia sanitaria por el brote de COVID-19 está ejecutando un plan de contingencia institucional para resguardar la salud de las personas privadas de libertad, sus familiares y los funcionarios/as:

 

  • Creación de unidades de aislamiento preventivo en todos los recintos penitenciarios de la región.

 

  • Utilización de cabañas del departamento de bienestar social de Gendarmería como unidades preventivas de aislamiento del personal.

 

  • Suspensión las visitas a los establecimientos penitenciarios para disminuir el flujo de personas que ingresan.

 

  • Protocolo de aislamiento en cada recinto penitenciario para caso sospechoso de contagio o ante una eventual confirmación, traslado a hospital si es que fuera necesario.
  • Plan de atención a los adultos mayores.

 

  • Todas las unidades penales cuentan con insumos sanitarios como mascarillas, guantes, dispensadores de jabón, termómetros infrarrojos y alcohol gel (uso responsable).

 

  • Sanitización de los espacios de los recintos penitenciarios y carros de traslados.

 

  • Inicio anticipado de vacunación para la influenza, tanto para privados de libertad como funcionarios.

 

  • Los traslados interpenales están suspendidos, a menos que sean de estricta necesidad de seguridad, implementación de audiencias y visitas por videoconferencias.

 

  • Las encomiendas se continúan recibiendo con normalidad, pero con un estricto proceso de desinfección.