Como positivo catalogó el Gobernador Sergio Salazar Vargas, el balance efectuado en la provincia de Los Andes, respecto de las celebraciones de Año Nuevo. Los diversos Servicios se mantuvieron alerta frente a una eventual emergencia, para atender cualquier tipo de requerimiento.

El cierre de Año se vivió en la tónica de la ausencia de eventos masivos en la zona, lo que originó una serie de celebraciones de índole familiar. Por lo pronto, no se registraron accidentes con resultado de muerte, durante la noche del 31 de diciembre y madrugada del 1 de enero. Tampoco hubo reportes de ningún tipo de manifestaciones, ni marchas en la provincia, por lo que la autoridad provincial, destacó lo positivo del inicio de este 2020, en materia de seguridad y tránsito.