A principios del mes de abril Gendarmería suspendió las visitas en todos los establecimientos penitenciarios de la región de Valparaíso. A partir de ese momento se incrementaron ostensiblemente la entrega de encomiendas por parte de los familiares o seres queridos de las personas privadas de libertad. Ante este aumento, y en el marco de las medidas tomadas con motivo de la pandemia de Covid-19, es que el servicio ha aumentado la seguridad en el proceso de recepción y revisión de las encomiendas.

 

En el caso del Centro de Detención Preventiva (CDP) de Limache se modificó el espacio destinado a la recepción de los alimentos, artículos de aseos, ropa y otros productos. Con la finalidad de impedir el contacto directo con quienes llegan hasta la unidad para entregar estos productos se instalaron micas protectoras y se comenzó a sanitizar todas las encomiendas, esto previo a la revisión de las mismas.

 

El jefe operativo subrogante de la unidad limachina, teniente segundo Manuel Osorio, sostuvo que “Ha aumentado bastante la entrega de encomiendas, sobre todo los días que anteriormente tenían visitas, que eran los días jueves y domingos. Se implementó un arco con protección para que el personal se mantuviera alejado de algún contacto. Se ha recibido de buena manera por parte del personal y la ciudadanía, así que no ha habido problemas”.

 

“La encomienda se sanitiza. Cuando la persona ingresa hace entrega del artículo y los funcionarios o funcionarias sanitizan los productos para evitar algún posible contagio hacia el interior de la población penal. Después viene la revisión y luego se entrega la encomienda”.

 

Son cinco los funcionarios del recinto penal que intervienen en el proceso de recepción, inspección y despacho de encomiendas. Uno de ellos es la sargento segundo Priscilla Riquelme. Respecto a este nuevo sistema de revisión, la funcionaria afirmó que “nos ha servido harto. Ha acostado acostumbrarse porque uno tenía otro trato con la visita, que era más directo y ahora estamos más distanciados, pero todo es mejor para no tener un contagio. Contamos con alcohol gel, mascarillas, guantes, rociadores, para tener un mejor proceso de higiene. Tratamos de que las personas apenas ingresen recibir nosotras las encomiendas y vamos sacando las cosas de a poco. Con un rociador les echamos líquidos y se limpian con unas esponjas especiales que tenemos una por una”.

 

Las encomiendas en el CDP de Limache se reciben de martes a domingo, desde las 09:00 hasta las 12:00 horas, salvo los jueves y domingos que puede extenderse hasta las 15:00.

 

A esta medida se suman otras materializadas con motivo del Covid-19. Entre ellas se encuentran: sanitización de unidades penales y carros fiscales, suspensión de los traslados de población penal, salvo casos excepcionales; entrega de mascarillas, alcohol gel y guantes al personal; realización de audiencias por medio de video llamadas, modificación del sistema de turnos de los funcionarios uniformados y civiles, creación de unidades de aislamiento preventivo para casos sospechosos o confirmados de contagio, etc.