UNA MIRADA AL VALLE

Internos de San Felipe confeccionaron y donaron más de mil mascarillas

Trabajo colaborativo impulsado por municipio, servicio de salud Aconcagua, Obispado y Gendarmería, permitirá beneficiar de manera gratuita a los grupos más vulnerables para enfrentar el coronavirus.

 

Mil mascarillas fueron confeccionadas por internos del Centro de Cumplimiento Penitenciario de San Felipe, y que serán entregadas a los grupos más vulnerables y de riesgo de la comuna, dotándolos de estos implementos de autocuidado para evitar contagios por coronavirus.

 

La elaboración de estos implementos, que además son lavables, se logró gracias a un trabajo colaborativo entre el Municipio (a través de la Oficina de Migración), el Servicio de Salud Aconcagua, el Obispado y Gendarmería.

 

Por ello, este miércoles, las autoridades encabezadas por el alcalde (s) Patricio González, se reunieron  con el Jefe de la Unidad, Mayor Brallan Silva, y con un grupo de internos, para conocer su trabajo y, además, felicitarlos por esta labor que realizaron de manera voluntaria y que será totalmente gratuito para los beneficiarios.

 

“A nombre del alcalde Patricio Freire venimos a entregar nuestras felicitaciones a los internos. Este trabajo es muy importante porque, a pesar de las dificultades, mantienen el calor humano y eso siempre es digno de recalcar. Hay muchos grupos vulnerables, como los adultos mayores, los migrantes, gente en situación de calle que no tienen la posibilidad de acceder a las mascarillas y que son una medida básica para enfrentar esta crisis. Este es un granito de arena, pero un tremendo aporte”, sostuvo.

 

En tanto, la directora del servicio de salud Aconcagua, Susan Porras, enfatizó que “en el mercado hay pocas mascarillas disponible y a alto precio. Por lo tanto, el trabajo que han realizado es excelente y serán distribuidas por diversas instancias precisamente para personas que no tengan acceso a estos artículos”.

 

El proceso inició con la entrega de insumos (ropa previamente sanitizada, hilo y elásticos) por parte de las instituciones para que los internos trabajaran en sus máquinas de coser, realizando diversos tamaños para favorecer a personas de todas las edades y contexturas.

 

En esa línea, el Mayor Silva, enfatizó que este tipo de acciones, apunto a la reinserción social de los internos. “Esto es una donación, sin cobro, porque va en directo beneficio de las personas de escasos recursos. Nosotros estamos a la espera que lleguen más materiales. Esto demuestra reinserción social que impulsamos en el penal de San Felipe, así que estamos muy contentos”, afirmó.

 

Finalmente, Gabriel Villalobos, uno de los internos que ayudó en la confección de estos barbijos, sostuvo que “somos conscientes de la pandemia que hay afuera en estos momentos. Por eso queremos donársela a la gente de escasos recursos. Nos significó mucho trabajo, realizábamos casi 30 mascarillas por día. Finalmente, logramos hacer de todos los tamaños. Es el trabajo voluntario de un grupo de personas interesadas en apoyar”, finalizó.

 

Tags

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

error: Content is protected !!
Close