La Municipalidad de San Felipe, por instrucción del alcalde Patricio Freire, solicitará nuevamente a la Gobernación Provincial una rigurosa fiscalización que impida la instalación de cualquier tipo de comercio en la franja fiscal de la Ruta E 71. Esto porque la decisión de suspender la Feria Diego de Almagro y que llevó a que se instalaran en la berma de la vía que une San Felipe con Putaendo, era disminuir el riesgo que significan las aglomeraciones en el contexto de emergencia sanitaria que enfrenta el país y de proteger la salud de la comunidad.

 

El alcalde Freire planteó su preocupación por lo ocurrido el pasado domingo, sobre todo porque congregó a un gran número de personas, lo cual representó un alto riesgo de contagio.

 

Cabe consignar que el documento enviado la semana pasada, fue el resultado de una reunión con dirigentes de la Diego de Almagro, dejando en claro que se mantendría la suspensión de la feria.

 

El director jurídico del municipio, Jorge Jara, afirmó que “esta es una feria absolutamente ilegal, no cumple con ninguna normativa, ninguno de esos comerciantes tiene permiso para vender productos de ninguna naturaleza en ese lugar, por lo que corresponde que sea fiscalizada a fondo para que no vuelva a suceder. Ahí ocurrieron aglomeraciones y es peligroso porque la posibilidad de que exista un accidente o atropello es evidente”, afirmó.

 

Respecto al documento, Jara afirmó que “tal como lo hicimos el pasado miércoles, cuando enviamos al Gobernador un oficio previendo lo que podía pasar el fin de semana, solicitando la fiscalización de Carabineros. Este documento volveremos a enviarlo hoy, y también abordaremos al señor comisario de Carabineros de San Felipe y al señor comandante del Regimiento Yungay para que no se permita su funcionamiento”, explicó.

 

En este sentido, reiteró la comprensión del municipio respecto al sacrificio de los feriantes, pero que es una acción que se realiza por el bien común y bienestar de la comunidad en general. “Entiendo el sacrificio de los trabajadores del sindicato de la feria Diego de Almagro por no poder trabajar durante los últimos dos fines de semana, pero es un sacrificio que lo están realizando muchos otros comerciantes y vecinos a lo largo del país. De hecho, el propio municipio tiene efectos negativos, porque si ellos no trabajan adecuadamente, dejamos de percibir una cantidad de dinero importante para financiar actividades que el municipio asume todos los días, incluyendo para evitar la propagación de coronavirus”, finalizó.

 

En tanto, Marcela Brito, Directora de Salud Municipal, llamó a la conciencia de la comunidad en general en torno al Coronavirus. “Tenemos que aprender a ser respetuosos de la salud personal y la de los otros. Se está recomendando a que todas las personas que circulan por la calle utilicen mascarillas. Incluso, ya hay tutoriales para crear nuestras propias mascarillas en casa. Son medidas que de a poco se van incorporando, sabiendo que, a fines de abril y principios de mayo, se vienen tiempos complicados”.