La elección de Chile en la organización de este encuentro se concretó hace dos años en la asamblea organizada en Beijing. Fue en dicha instancia que se confirmó a nuestro país como sede del encuentro número 88 debido a la seguridad, estabilidad económica y social, además de la seriedad que caracteriza a sus instituciones.

 

Este encuentro se realiza con el fin de generar un debate relevante sobre los grandes retos a los que se enfrenta la policía de todo el planeta y de establecer estrategias efectivas para combatir los delitos del presente y poder prepararse para el futuro. Por lo tanto, el fortalecimiento de los lazos entre las fuerzas policiales de las diferentes regiones del mundo, es uno de los principales, sino el más relevante de esta Asamblea General.

 

Finalmente, éste es sin duda un reconocimiento al esfuerzo y a los logros de nuestro país en materia de seguridad. Cabe mencionar que Chile es parte de Interpol desde 1944, siendo representado por la Oficina Central Nacional (OCN) Santiago -dependiente de nuestra Policía de Investigaciones de Chile, dependencia que sirve como punto de contacto con todos los demás países miembros.