Tras un intenso trabajo de análisis criminal e inteligencia policial, los detectives establecieron su participación en el Robo en Lugar no Habitado con Incendio del pasado 13 de enero cuando durante la noche, un grupo de individuos ingresó a la fuerza a un taller automotriz sustrayendo repuestos y herramientas avaluadas en 4 millones de pesos, para luego provocar un incendio al interior de la oficina de administración.

 

A través de las cámaras de seguridad se identificó al menor de edad, quien el 31 de enero también ingresó a la Municipalidad de San Antonio mediante el uso de herramientas, con el objetivo de iniciar un incendio.

 

Al momento de su detención la PDI  le incautó 18 envoltorios contenedores de cocaína base. El menor fue puesto a disposición de los tribunales, quedando en prisión preventiva por un plazo de 60 días.