Los detenidos se encontraban en conocimiento de que la mercancía que comercializaban habían sido robadas desde una conocida empresa importadora de productos de escritorio y bazar, por lo que las tenían ocultas para ofertarlas por internet y posteriormente entregarlas a los potenciales clientes.

 

En este operativo efectuado de manera simultánea en el sector Alto de Llolleo, la PDI incautó un total de 1.423 artículos, los que fueron reconocidos por sus propietarios a quienes se les realizó su devolución.