Según lo informado por la policía civil, el sujeto operaba en el sector centro y parte alta de la Ciudad Puerto y para cometer sus ilícitos, utilizaba a terceras personas quienes le solicitaban el servicio de transporte y así, una vez al interior del vehículo, proceder a intimidar a sus víctimas con un cuchillo y a robarles especies y autos, los que posteriormente vendía en el comercio informal por bajos montos.

La PDI develó que el sujeto se apropió indebidamente de seis automóviles avaluados en más de 40 millones de pesos, todos recuperados y devueltos a sus propietarios y que parte del éxito de la investigación tuvo que ver con datos aportados por la comunidad, especialmente a través de redes sociales.

El imputado, quedó a disposición del Juzgado de Garantía de Viña del Mar a la espera de ser formalizado y así, conocer las medidas cautelares que pesarán en su contra.