El Jefe de la Bicrim Viña del Mar, Subprefecto Marco Olivarí, explicó que el modus operandi del antisocial, era burlar al personal de seguridad de los centros médicos simulando ser funcionario, para ingresar a las habitaciones cuando los pacientes eran llevados a cirugía.

 

Los oficiales recabaron antecedentes para obtener la identidad del sujeto, concretando la detención el día de ayer al interior de la clínica Ciudad del Mar.

 

El imputado con antecedentes policiales por delitos contra la propiedad y contra las personas,  mantenía cuatro requisitorias pendientes, por lo que fue trasladado al Juzgado de Garantía viñamarino para su control de detención.