La ley califica como femicidio el asesinato de una mujer por parte de su pareja o ex pareja sin convivencia.

“La dignidad de la vida de las personas y su integridad física es un valor con el cual todos tenemos que comprometernos siempre en toda circunstancia, en todo tiempo, en todo lugar, dijo el Presidente, quien estuvo acompañado por la familia de Gabriela Alcaíno y su madre, Carolina Donoso, quienes fueron asesinadas en 2018 a manos de la ex pareja de la joven.
Los culpables podrán ser condenados con penas desde el presidio mayor en su grado máximo a presidio perpetuo calificado, es decir de 15 años y un día a 40 años.
Esta Ley modifica de manera importante la calificación del femicidio, que antes era sólo considerado en los casos de asesinatos de mujeres por parte de sus parejas o ex parejas con convivencia. Ahora, la nueva tipificación incorpora a parejas sin convivencia, como relaciones de pololeo.
La nueva Ley también establece la figura de femicidio por razones de género y destaca como agravantes que las víctimas sean mujeres embarazadas, menores de edad o en situación de discapacidad, cuando el crimen se cometa en presencia de familiares o en el contexto de violencia física o psicológica.