Una nueva oleada de ataques de perros asilvestrados en Jahuel en la Comuna de Santa María, tienen a los ganaderos muy preocupados. Fabián Herrera Fernández es uno de los crianceros que en dos días perdió dos vacunos a manos de perros asilvestrados y un tercero se debate entre la vida y la muerte.

 

Los ganaderos dicen sentirse en la peor indefensión ante ésta situación ya que los animalistas reclaman de inmediato si se elimina un perro, pero, según los crianceros, nada dicen con la gran cantidad de cabezas que se pierden año a año ante el ataque de jaurías.

 

Cabe decir que mientras hacíamos el reportaje, varios peros rondaban el área a espera de seguir con su carnicería, incluso se contabilizó más de 7 perros con una camada que se escondían entre la vegetación del campo abierto.