A través de los fondos concursables del Programa Energía Emprendedora, 38 emprendedores locales han podido potenciar sus emprendimientos durante este periodo de pandemia.

“He podido comprar lo que necesito para mi proyecto. yo hago Amigurumi que son monitos tejidos a crochet, personajes de la televisión. El proyecto no pudo caerme en mejor momento, por que pude comprar lo que necesito: hilos para mejorar la calidad de mi trabajo, cajas para organizar mis lanas e hilos, una máquina para poder tejer la ropa como si fuese con palillo”. Así cuenta Nilda Venegas, vecina y emprendedora de la localidad de San Pedro, sobre su proyecto favorecido por los fondos concursables del Programa “Energía Emprendedora” de Colbún, iniciativa que también benefició a otros 37 emprendedores de la zona y que cuenta con la colaboración de la Fundación Simón de Cirene, la Municipalidad de Quillota y la Agrupación de Juntas de Vecinos San Pedro.

Durante este periodo, los emprendedores que ganaron el fondo han podido implementar sus proyectos dirigidos a enfrentar al actual escenario económico producto del COVID-19 y así mantener la continuidad de los negocios.

Sivila Molina, quien cuenta con un taller de confecciones, valoró los alcances del aporte recibido. “Para mi ha sido súper bueno. Yo invertí mi plata en una estampadora y en una máquina de cuatro hilos para poder hacer trajes de baño. Yo tenía la microempresa y con esto ya quedó completa, está todo lo que necesitábamos. Siento que mi taller se fortaleció”.

Por su parte, Hernán Farías, quien elabora y vende las cervezas artesanales TAO, explicó que “los fondos principalmente los estoy invirtiendo en una exigencia del SAG, que es remodelar la planta, ya que me estaban pidiendo muros lavables, pisos lavables, etc. El resto es un poco más de insumos, ya que por el tema de la cuarentena gran parte está detenida. Estoy guardando lo que queda para eso, que son principalmente las botellas, que no me las han podido entregar desde Santiago”

“Nos alegra que estos fondos hayan sido bien recibidos por parte de la comunidad y que se hayan transformado en un aporte concreto para los emprendedores locales. La pandemia nos ha traído un periodo lleno de incertidumbres, donde uno de los grupos más afectados ha sido el de los emprendedores y pequeños comercios, por lo que esta ayuda apunta a sobrellevar de mejor forma la situación actual”, indicó Gonzalo Palacios, jefe de Comunicaciones Zona Norte de Colbún.   

Cabe recordar que los fondos concursables del programa “Energía Emprendedora” se enmarcan en la campaña “Sigamos compartiendo nuestra mejor energía” de Colbún, implementándose también en el Camino Internacional, en las comunas de San Esteban y Los Andes, totalizando cerca de 80 emprendedores beneficiados.