A través del Programa de Mejoramiento Urbano y Equipamiento (PMU) se financió la reposición del edificio municipal siniestrado intencionalmente durante las manifestaciones de octubre pasado.

Luego de una visita inspectiva se logró constatar el positivo desarrollo de las obras que permitirán reestablecer los servicios municipales de Catemu, tras el ataque incendiario sufrido en octubre del año pasado durante las movilizaciones, en el que producto de la acción del fuego y el agua se vieron afectados 388 metros cuadrados provocando una pérdida total de infraestructura, equipamiento computacional y mobiliario de las áreas afectadas; lo que imposibilitó el funcionamiento de los departamentos de alcaldía, oficina de partes, secretaria municipal, control, registro documental y transparencia. Además, de la administración municipal, Omil, dirección de obras, medio ambiente, aseo y ornato; licitaciones y la secretaria comunal de planificación y coordinación.

Las obras consideraron la habilitación de 13 módulos de oficina tipo contenedores, las que contarán con rampas de accesibilidad universal y baño para personas minusválidas.

La jefa regional de la Subdere, Susanne Spichiger, indicó que “sabemos lo importante que es para los municipios y sus funcionarios contar con sus instalaciones para desarrollar sus actividades de forma segura, por eso en la Subdere trabajamos arduamente para contar con los recursos en el menor plazo posible. Como Gobierno entendimos el sentido de urgencia que este proyecto representaba para la comunidad de Catemu y nos convertimos en el brazo articulador de este y otros municipios que se vieron afectados durante las movilizaciones; por lo tanto, nos alegra saber que las obras llevan un 70% de avance y que están próximas a terminar y así esté reestablecida la municipalidad y nuevamente abra sus puertas a los vecinos que tanto lo requieren”.

Spichiger recordó en ese contexto, que este proyecto se suma a otros financiados en la región a través del Programa de Mejoramiento Urbano como la reposición del salón multiuso del municipio de Olmué que también fue afectado por un incendio, además de la reparación de las cámaras de televigilancia en las comunas de Llay Llay, Villa Alemana, San Antonio y Quilpué, entre otras.

Por su parte el alcalde de la comuna, Boris Luksic, agradeció los recursos entregados por la Subdere para el proyecto” porque hoy día el funcionamiento que tenemos es de absoluto hacinamiento y eso es una complicación tanto para la comunidad que se atiende con nosotros, como para la gente que trabaja. Esperamos en agosto tener ya instalados y emplazados la totalidad de los módulos para poder estar funcionando…un agradecimiento especial a la Subsecretaria que puso los recursos con bastante agilidad a disposición nuestra”.

Se espera que las obras, que contemplaron una inversión cercana a los $60 millones de pesos financiados a través del Programa de Mejoramiento Urbano y Equipamiento de la Subdere, finalicen en el mes de agosto, y así se reestablezcan los servicios municipales para atender y recibir a los cerca 14 mil habitantes de la comuna.