Tras la toma de razón de la adjudicación de la segunda etapa del Parque Borde Río Claro, las autoridades dieron el vamos a la intervención de las 7,6 hectáreas en el balneario. Un nuevo rostro a la explanada, espacios deportivos y recreacionales, lugar para los locatarios, muelles flotantes y obras de paisajismo se desarrollarán en un plazo de 18 meses.

La intervención completa del balneario del río Claro en Talca comienza a ser realidad luego de la toma de razón por parte de Contraloría de la adjudicación de la segunda etapa del proyecto de parque en el tradicional punto de encuentro de la comunidad talquina.

La noticia de este relevante hito fue dada a conocer por las autoridades locales, quienes concurrieron al lugar a intervenir.

El alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz, explicó que se había pedido un informe al Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) -organismo responsable de la iniciativa- respecto al avance de esta fase del proyecto, estando en dicho momento la adjudicación en el proceso de toma de razón de Contraloría.

“Ya se nos informó que se adjudicó la segunda etapa del proyecto del Borde Río, un gran anhelo de todos los talquinos. Ya habíamos inaugurado el acceso del parque, muy valorado por todos los vecinos y ahora se adjudicó la segunda etapa por parte del Minvu, con quien estamos trabajando muy coordinadamente. Es una muy buena noticia para la comunidad porque nos hemos propuesto consolidarnos como la ciudad de los parques y en ello el Borde Río Claro representa nuestra historia e identidad”, afirmó el jefe comunal.

En tanto, el intendente del Maule, Juan Eduardo Prieto, afirmó que el río Claro será “el rostro de las postales de la región”, destacando el trabajo que ha realizado el Minvu y la Municipalidad de Talca para avanzar en este proyecto, especialmente por lo que significará en la generación de empleo.

“En el peak del proyecto serán más de cien personas trabajando en este proyecto. Estamos hablando de cien familias que van a ser beneficiadas y eso será fundamental. Hemos visto lo duro que ha sido la pandemia, los problemas que ha habido de trabajo y esto viene a reimpulsar la reactivación económica”, expresó el intendente Prieto.  

DETALLES DEL PROYECTO

El seremi de Vivienda y Urbanismo, Gonzalo Montero, detalló los alcances de la iniciativa señalando que se trata de una prioridad presidencial. Agregó que la segunda etapa implica una intervención de 7,6 hectáreas, cuyas obras serán ejecutadas por la empresa Amulen.

“Esta etapa contará con explanada, espacios deportivos, lugar para los locatarios que han trabajado históricamente en el sector del río. Serás interesante el desarrollar la convivencia del territorio con el río, al cual quizás se le ha dado la espalda. A contar de los muelles flotantes que tendrá podrán convivir los botes de entretención y esparcimiento con los espacios deportivos, recordando que hay clubes de canotaje que practican en el río. A eso, se suman más importantes áreas verdes, donde la explanada cambiará enormemente. Habrá un espacio de juegos y tendremos un cambio importante en este espacio”, dijo.

Montero añadió que esta etapa significa una inversión cercana a los 6.600 millones de pesos y se desarrollará en un plazo de 18 meses.

LOCATARIOS Y BOTEROS

“Esto es algo precioso y gracias a las autoridades que nos incluyeron en este proyecto. Nos dieron un espacio para seguir trabajando al costado de los quinchos, así que no vamos a quedar sin trabajo mientras se ejecuta la obra”, expresó el representante de los comerciantes del lugar, Ilso Pedrero, quien manifestó altas expectativas a futuro.

Por su parte, Roberto Arévalo, representante de los boteros del lugar, dijo que “toda mejora es buena para todos nosotros porque nos traerá más gente a los paseos, no solo de Talca sino que de otras partes. De todas maneras, nos están dejando un acceso al balneario y vamos a estar funcionando mientras estén las obras, pero cuando salgamos de la pandemia”.