El Centro de Padres y Apoderados de la Escuela Especial María Espíndola, ubicada en la localidad de San Fernando, comuna de Santa María, recibieron 4 millones de pesos que les fue adjudicado por el Fondo de Protección Ambiental (FPA) para realizar el proyecto “Sembrando Inclusión Sustentable”

El proyecto que fue formulado y postulado  en la línea de invernadero y compostaje, para los alumnos de la escuela especial permitirá  convertir  los residuos  orgánicos en nutrientes para las siembras del invernadero , que considera camas  de cultivo en altura, para trabajar de pie o en sillas de rueda, las zonas dentro del invernadero permiten que se puedan desplazar y girar con el espacio suficiente sin generar accidentes o incomodidades, explica Ana Valdés , ingeniera ambiental y coordinadora del proyecto.

En la ceremonia de entrega del proyecto, donde estuvieron presente el Alcalde Claudio Zurita, el Concejal Danilo Arancibia, el Director del Daem Rosalindo Gonzales, la Directora del Establecimiento Ximena Vega, junto a la Directiva del Centro de Padres y Apoderados, se hizo especial mención que “la inclusión se debe generar para todos los ámbitos de la vida, fomentando la igualdad de oportunidades, una de las áreas fundamentales  donde se debe potenciar la inclusión es en el contacto y vinculación con la naturaleza, como fuente de aprendizaje y desarrollo de manera entretenida y didáctica”.

El proyecto contempla actividades para generar una correcta intervención y ejecución, que consideran capacitaciones de cultivo en invernaderos, manejo de residuos orgánicos, donde se entregan documentos para los apoderados y para los alumnos, de manera de hacer más fácil su comprensión.

Se recalca la continuidad del proyecto traspasando los conocimientos y herramientas a las generaciones futuras. Tener un invernadero inclusivo, es un hito importante en una escuela especial, que permite proyectarse como un establecimiento con hábitos sustentables y ejemplar para las escuelas regulares.