Sustancias prohibidas fueron decomisadas por el personal uniformado de ambos establecimientos.

Durante este martes gendarmes de las unidades penales de Valparaíso y Los Andes lograron incautar objetos arrojados desde el exterior de los establecimientos y que contenían marihuana y pasta base. Hechos como estos se han incrementado desde la suspensión de las visitas, medida tomada con motivo de la pandemia.

El primero ilícito ocurrió a las 09:42 horas en el Complejo Penitenciario de Valparaíso En momentos que un cabo realizaba una ronda por el exterior del módulo 104 se percata que cerca suyo cae un objeto lanzado sobre el muro de la unidad, por lo que inmediatamente procede a decomisarlo. Al interior de éste se encontraban 13 envoltorios con cannabis sativa y 165 dosis de pasta base.

El segundo hecho se perpetró a las 18:20 horas en el Centro de Cumplimiento Penitenciario (CCP) de Los Andes y esta vez el conocido “pelotazo” cayó en la línea de fuego de la unidad.

“En circunstancias en que el personal de centinela se encontraba apostado en sus puestos de servicios, lograron percatarse, específicamente en el puesto número dos, que un ciudadano no identificado procedió a lanzar un elemento sospechoso hacia el interior del establecimiento. Ante tal situación se activa el protocolo con el circuito cerrado de televisión y personal de servicio, los que logran dar en la línea de fuego con un paquete que en su interior contenía una sustancia vegetal, aparentemente cannabis sativa”, afirmó el jefe del CCP andino, comandante Danilo Millón.

Por su parte la directora regional de Gendarmería, coronel Sandra Toledo, sostuvo que: “hemos experimentado una importante alza en este tipo de intentos de ingreso de droga, como también en los que se dan a través de las encomiendas. Antes del inicio de la pandemia ya se habían tomado medidas para prevenir que los lanzamientos de droga pudiesen llegar a manos de la población penal y seguiremos tomando las medidas que sean necesarias para mantener el orden interno en nuestros recintos, pues con ello damos tranquilidad a nuestros funcionarios y la misma población penal”.

Cabe recordar que el pasado jueves, en el CCP de San Felipe, se registraron dos intentos de ingreso de droga al interior de huesos de pollo. Frente a esto la dirección de la unidad determinó prohibir el ingreso de todo tipo de carne que no venga deshuesada.