De acuerdo al Plan Paso a Paso en el país, a partir de enero el Programa Control Sano de Cesfam Centenario aumentó su cobertura de prestaciones, eso implica que se les realiza seguimiento a todos los niños desde los 0 meses hasta los 4 años en forma presencial.

Claudia Montero, enfermera encargada del Programa de Infancia de Cesfam Centenario, detalló que actualmente la modalidad es llamar telefónicamente a los padres de los niños, de acuerdo a cuando vayan cumpliendo sus edades de control. “Por eso es muy importante que actualicen sus datos en oficina de per cápita o en el momento de venir a inscribir al niño, dar un teléfono vigente para poder ubicarlos”.

Las prestaciones incluyen atención al recién nacido por una matrona, al mes y tres meses control médico; al quinto mes y tres años y medio por nutricionista. El resto de los controles, 2, 4, 6, 8, 12 y 18 meses y 2, 3 y 4 años corresponden a enfermeras.

Otra prestación que se está entregando son las visitas domiciliarias: “estamos acudiendo a ver a niños que tienen riesgo de desnutrición, a todos los prematuros extremos y a niños que presentan algún problema psicosocial o alguna vulnerabilidad de derechos”, agregó Montero.

En el caso de los niños prematuros extremos (nacidos con menos de 32 semanas o pesando menos de 1500 grs.) independiente de la edad y hasta los 9 años, se están atendiendo de forma presencial. “Dentro del primer año de vida del niño, cuando ya haya ingresado acá al centro de atención primaria, se le hace una visita domiciliaria por enfermera”.

Claudia Montero agregó que, en esta primera etapa de los meses de enero y febrero, “estamos nosotros acercándonos y llamando por teléfono, pero también está la posibilidad de que las familias acudan al Cesfam a solicitar la hora de control, además de reforzar que los niños pueden asistir solo con un acompañante”.