300 ollas comunes de la región recibirán  kit de alimentos y artículos de aseo y cocina, gracias al proyecto “Apoyo alimentario, sanitario y operativo”, llevado a cabo por la Fundación Caritas Chile, con una inversión de $ 200 millones de pesos aprobado por el Consejo Regional (CORE) de Valparaíso.

                La iniciativa es parte de la campaña nacional de Caritas Chile “Nadie se Salva Solo” que se implementó en las diócesis de Melipilla, San Felipe y Valparaíso, cuyo lanzamiento se realizó en la Parroquia San Pablo de Placilla, en Valparaíso, en presencia de autoridades regionales y de la mencionada fundación, encabezadas por el intendente Jorge Martínez Durán, el presidente del CORE, Manuel Murillo Calderón, y el presidente de la Comisión de Desarrollo Social y Derechos Ciudadanos, Martin Ristempart Soto.

                La idea es aportar al valioso trabajo de 300 ollas comunes, con kits correspondientes a tres líneas de acción: artículos de higiene (elementos de protección personal para quienes manipulan los alimentos, además de productos de limpieza y desinfección, como cloro, lavalozas, alcohol gel, amonio cuaternario, etc.), utensilios de cocina, cargas de gas y alimentos no perecibles. Esto asegurará condiciones más seguras para la operación de los comedores solidarios, en el marco de la crisis sanitaria y económica derivada de la pandemia del COVID-19.

                El presidente del CORE, Manuel Murillo indicó que “es un hito bastante importante, porque nunca un gobierno regional había dispuesto ayuda para las ollas comunes, donde los protagonistas son los voluntarios que atienden estos comedores”.

                A ello agregó que “como CORE pedimos disculpas por la demora que tuvo la ejecución de este proyecto, hubiésemos querido que fuera más ágil, lamentablemente no fue así. Este es el inicio de mucho trabajo que tenemos que realizar y esperamos que exista el compromiso del Ejecutivo para una segunda ayuda a las ollas comunes, ojalá un 100% en alimentos. Hoy el CORE está escuchando a los ciudadanos, si las ollas comunes siguen existiendo es porque hay una necesidad, y en ese contexto nosotros tenemos que estar presentes”.

                El presidente de la Comisión de Desarrollo Social y Derechos Ciudadanos, Martin Ristempart, señaló que “a pesar de la demora, es necesario resaltar el importante aporte que significa la gestión para 300 ollas comunes de la región. Esperamos aprobar más recursos y agradecemos a Caritas Chile y a todos los voluntarios que día a día trabajan para llevar alimentos a sus vecinos en los distintos territorios”.

Cabe señalar que la composición de cada kit fue realizada en base a la identificación de necesidades en diálogo directo con equipos operativos de las ollas comunes, siguiendo las recomendaciones sanitarias de las autoridades.

Este proyecto se enmarca en la inversión aprobada por el CORE de $ 25 mil millones para enfrentar la crisis sanitaria y económica provocada por la pandemia del COVID-19, que ha azotado con fuerza a nuestro país y especialmente a la Región de Valparaíso.