Por su parte la región de Valparaíso ocupa el segundo lugar con más de 31000 textos solicitados.

Un total de 205 libros fueron solicitados por la población penal del Centro de Cumplimiento Penitenciario (CCP) de San Antonio durante el mes de julio, completando así un total de 1100 en lo que va corrido del presente año. Esta cifra coloca a la unidad penal como la de mayor lectura en la región de Valparaíso y en el quinto lugar nacional.

En el trimestre móvil mayo-julio las mujeres y hombres privados de libertad solicitaron 496 textos, lo que implicaría un aumento de lectura durante los meses en que se han mantenido prohibidas las visitas en los establecimientos penales del país.

El jefe de la unidad penal, mayor Víctor Muñoz sostuvo que: “Una de las causas de este alto interés que muestra la población penal por la lectura tienen que ver con el buen funcionamiento de la biblioteca y, en particular,  el buen trabajo realizado por el encargado educacional de la unidad, cabo primero Juan Leal Acuña. El funcionario, junto a un interno ayudante, se preocupa de inculcar la lectura entre nuestros privados de libertad”.

El cabo Leal detalló que los libros más pedidos son “condoritos a novelas, historia de Chile 

La biblioteca del CCP de San Antonio fue inaugurada en octubre del 2016 gracias a un convenio entre Gendarmería y la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam). Desde su apertura este espacio, ubicado junto a las salas de clases, ha sido sinónimo de una asidua lectura.

Por su parte el encargado regional de educación y bibliotecas de Gendarmería, Daniel Castillo sostuvo que: “a nivel nacional la región de Valparaíso ocupa el segundo lugar en  registro de préstamos de libros, con una cantidad de 3161 préstamos durante ese año 20920, (siendo) superados solamente por la región de Los Lagos con una cantidad de  3725 préstamos de libros. Cabe destacar que en la región de Valparaíso existen nueve bibliotecas que funcionan al interior de las unidades penales”.

En total son más de 17.000 préstamos que las personas privadas de libertad han realizado en los establecimientos penitenciarios del país.