Jefe de unidad del CCP de San Antonio comprometió apoyarla en la recolección de material para la confección de los barbijos.

Con el único objetivo de ayudar a las personas privadas de libertad este miércoles llegó hasta el Centro de Cumplimiento Penitenciario de San Antonio la señora Teresa Moraga Duque. La mujer, de 68 años, entregó al jefe de unidad, mayor Víctor Muñoz, 200 mascarillas para la población penal de la unidad.

Los barbijos fueron confeccionados por la misma señora Teresa, quien vive en el sector de Barranca junto a su hijo y gracias a que ahora cuenta con una máquina de coser ha podido ayudar a familiares, vecinos y comerciantes.

“Por el trabajo de mi hijo quise hacerle una mascarilla que la protegiera de este virus. Fue así que me regalaron una máquina de coser y empecé a aprender a usarla. Luego compré una mascarilla y copié la forma y medidas y mi hijo la encontró muy buena. Le regalé a la familia más cercana, luego a mis vecinos, en los negocios y vendedores ambulantes. La pandemia crecía y mi mascarilla se multiplicaba”.

“Un día, estando en oración, comprendí que era esta la forma de paliar la pandemia. Busqué a las personas más desprotegidas y es por eso que me decidí por las personas privadas de libertad. Me sentí muy feliz porque fui muy bien recibida. El mayor fue muy cálido y asequible. Llegué con mucho amor a entregar las mascarillas y contenta de que al fin iba a poder hacer lo que quería, que era entregar mis mascarillas”, detalló Teresa Moraga.

La reunión entre la señora Rosa y el mayor permitió crear una alianza para la confección de las mascarillas. Dado que sus mascarillas incluyen una lámina de plástico, ubicada entre las dos piezas de género que cubren la boca, la población penal le entregará de forma periódica las botellas plásticas que reciclan y reúnen en el punto limpio existente en el establecimiento.

“Estamos muy agradecidos del regalo que nos hizo la señora Teresa y la mejor forma de demostrarle nuestro agradecimiento y el de la población penal es ayudarla en esta hermosa cruzada. Es por esto que comenzaremos a entregarle regularmente todas las botellas plásticas que se recolecten en la unidad, así podrá tener las piezas de plástico que usa en sus mascarillas. Periódicamente se están entregando artículos de limpieza y protección personal a internos y funcionarios, pero siempre va a ser bien recibida una colaboración de este tipo”.

A esta donación se suma la realizada la semana pasada por IPCOM Chile La empresa  proporcionó mascarillas para los funcionarios de todos los establecimientos penitenciarios de la región, mientras que a mediados del presente mes la entrega había estado destinada a la población penal.