El municipio ya entregó las primeras ayudas sociales – financiadas con recursos propios –  para beneficio de 500 familias de la comuna que lo requerían. Así, en el marco de la emergencia sanitaria que vive el país, los profesionales de la Dirección de Desarrollo Comunitario, por petición del alcalde Patricio Freire, iniciaron un nuevo reparto, que en esta segunda etapa favorecerá a 3.500 hogares.

 

Así lo informó José Madrid, Encargado del Departamento Social, quien señaló que hay un registro de las familias que requieren la ayuda, gracias al trabajo coordinado con dirigentes vecinales y las llamadas telefónicas a los números que el municipio puso a disposición.

 

“En una primera instancia, hicimos entrega de 500 cajas para ayudar de nuestros vecinos y hoy, estamos iniciando una segunda etapa, también con recursos municipales. Hasta la fecha hemos recabado  datos de 2500 familias que requieren el apoyo. Esto lo logramos gracias a los llamados y también al trabajo coordinado con los dirigentes vecinales”, sostuvo.

 

En cuanto al reparto, el profesional explica que se ha planificado la entrega por sectores, a fin de ir abarcando rápidamente cada uno de ellos.

 

“Hoy comenzamos en el sector de Curimón y así iremos día a día recorriendo varios lugares. Las primeras cajas las entregamos en un lapsus de dos semanas. Sin embargo, ya tenemos claro el escenario de la comuna y el transporte que se contrató para estos efectos va de manera más dirigida”, finalizó.