Proceso que busca inocular a la totalidad de la población penal y funcionarios del servicio continúa este viernes.

Este miércoles se vacunó a personal e internos de las unidades penales de Limache y Quillota. Durante la jornada, que fue posible gracias a la labor desarrollada por personal de salud primaria de ambas comunas, se logró inocular a más de un centenar personas.

En el caso del Centro de Detención Preventiva (CDP) de Limache, el proceso estuvo a cargo de dos profesionales de la salud, quienes llegaron a la unidad penal aproximadamente a las nueve de la mañana, comenzando con la inoculación del personal civil y uniformado del CDP, para luego atender a la población penal. Durante esta primera jornada recibieron las dosis 42 funcionarios y 29 privados de libertad.

El jefe de la unidad penal limachina, mayor Víctor Briceño, destacó que se espera poder vacunar al cien por ciento de los funcionarios e internos.

“Se realizaron las coordinaciones con la autoridad de salud local para que pudieran acudir al penal para realizar dicha vacunación. Está contemplada la totalidad del personal y la totalidad de la población penal. Este es un anhelo que teníamos hace bastante tiempo, de lograr esta inoculación para efectos de tranquilidad, tanto del personal como población penal”. 

Por su parte en el Centro de Detención Preventiva de Quillota se desarrolló el segundo operativo, el cual comenzó pasadas las 14:00 horas y se extendió hasta las cinco de la tarde. En una primera instancia se concentró en los funcionarios de Gendarmería para luego atender a la población femenina.

El comandante Víctor Muñoz, jefe del CDP de Quillota, detalló que se inocularon a 33 funcionarios y once internas, las que se suman a las que fueron atendidas la semana pasada, totalizando 50 privadas de libertad que ya cuentan con la primera dosis.

A nivel regional el proceso comenzó la pasada semana y se está desarrollando casi en la totalidad de los establecimientos penitenciarios.

La directora regional de Gendarmería, coronel Sandra Toledo, sostuvo que: “A nivel regional, tanto el personal como población penal, ha recibido de buena manera la posibilidad de vacunarse. Cabe recordar que la vacunación es voluntaria, por lo que los jefes de unidades y personal de salud han hecho ver la importancia que reviste el inocularse. Hasta el momento cerca de 916 funcionarios y 854 privados de libertad han recibido la primera dosis”  

La atención continuará este viernes en la unidad penal de Limache, mientras que el domingo se tomarán nuevos exámenes PCR a la población masculina de la unidad quillotana, dejando para los próximos días un nuevo operativo de inoculación.