Las clases, son el resultado de la campaña “Cuidémonos entre todas”, impulsada por el Seremis de Justicia y Derechos Humanos, José Tomás Bartolucci, y de la Mujer y Equidad de Género, Valentina Stagno, con el apoyo y coordinación de Gendarmería de Chile, destinada a aportar al bienestar de las mujeres privadas de libertad en tiempo de pandemia COVID-19, a través de la donación de materiales para la realización de estos cursos.

 

Al respecto, la seremi Stagno indicó que “este ha sido un importante trabajo conjunto que hemos levantado entre las seremías para fortalecer el bienestar integral y las autonomías de las mujeres privadas de libertad en el Centro Penitenciario de Valparaíso. Hemos generado esta acción que visualiza a estas mujeres pertenecientes a la población penal femenina y sus derechos humanos pues, una de las consecuencias de ser una mujer privada de libertad, es el aislamiento que se agudiza en estos tiempos de crisis sanitaria. Por lo que la realización de este segundo taller, ha fortalecido también la asociatividad, el aprendizaje y agrega actividades a sus rutinas diarias. En palabras de ellas, les hace muy bien en su salud mental tener la posibilidad de aprender y realizar otros trabajos manuales”.

 

La clase, fue impartida por la profesora Catalina Aspillaga, de Talleres La Casita, y se enfoca en capacitar a 5 internas para que hagan, posteriormente, las veces de monitoras de sus compañeras, de la misma forma que ocurrió tras el taller de scrapbook, para lo que fueron entregados una cantidad de kits de trabajo adicionales.

 

El seremi Bartolucci señaló que “estamos ciertos que esta pandemia y esta situación excepcional que se está viviendo con las visitas al interior de las unidades penales, puede afectar la estabilidad emocional y sicológica de las mujeres privadas de libertad, y en este sentido, estamos creando un trabajo, en conjunto con la seremi de la Mujer y Equidad de Género, para poder canalizar diferentes tipos de ayuda y espacios de esparcimiento para que las mujeres que están en esta situación puedan, de todas maneras, adquirir nuevas herramientas para salir adelante y ocuparlas como herramientas de reinserción”.

 

Finalmente, el director regional de Gendarmería, coronel Manuel Palacios, sostuvo que «iniciativas de este tipo son de gran ayuda para nuestra población penal del Centro Penitenciario Femenino de Valparaíso y más aún ahora que, producto de la pandemia y con el objetivo de defenderlas de posibles contagios, debimos suspender las visitas. Estamos respaldando y trabajando en conjunto con diversas entidades que, preocupadas por el bienestar de las mujeres privadas de libertad, están desarrollando iniciativas al interior de la unidad penal».