Personal de salud del Centro de Detención Preventiva (CDP) de Quillota tomó un total de 30 exámenes de PCR a la población penal y funcionarios de Gendarmería. Las muestras fueron obtenidas este martes y se espera que los resultados sean entregados en aproximadamente 48 horas.

.

Cerca de las 11:00 horas se inició la realización de los exámenes, comenzando por el propio personal de salud, para luego continuar con funcionarios uniformados y personas privadas de libertad. En el caso de los internos, se les tomaron muestras a quienes se encuentran aislados del resto de la población penal por haber mantenido un contacto estrecho con alguno de los dos reclusos que la semana pasada fueron diagnosticados con Covid-19.

 

La toma masiva de exámenes en el CDP de Quillota comenzó el pasado jueves y se extenderá durante las próximas semanas.

 

La encargada de salud de la unidad quillotana, Mariela Maluenda, sostuvo que “se están tomando 30 muestras de PCR, que van dirigidas principalmente a la población penal. Éstas son enviadas por la seremi de salud  y nosotros, como personal de salud, fuimos capacitados para la toma. Posteriormente, desde la seremi las vienen a retirar y las procesan en el hospital Van Buren. El resultado se demora 48 horas”.

 

“La semana pasada se tomaron 26 muestras, todas destinadas a funcionarios de Gendarmería. Todos salieron negativos, hay solamente dos pendientes, pero todos los demás salieron negativos”, agregó la enfermera y matrona.

 

Por su parte el jefe del CDP de Quillota, comandante Mario Contreras, afirmó que los reclusos examinados son “principalmente aquellos que estaban realizando cuarentena, esto para poder descartar algún contagio y así poder determinar la trazabilidad, ya que a la fecha tenemos dos internos contagiados con Covid-19. Estamos trabajando en forma profesional y, de esta manera, evitar una propagación”.

 

El comandante detalló que junto al aislamiento de los privados de libertad, se mantienen una serie de medidas, entre ellas la sanitización diaria de toda la unidad, la obligatoriedad del uso de mascarilla y el respeto de la distancia social en espacios comunes del personal, como, por ejemplo, el casino del recinto.

 

La toma de exámenes PCR se han repetido en distintas unidades penales de la región. Es así como personal de salud municipal y de la propia seremía han tomado muestras en los recintos penitenciarios de Valparaíso y San Felipe.